Confusion sexuelle

Objetivo 100% certificado

Producir colectivamente respetando al máximo el medio ambiente es un deber para una denominación de origen controlada de tanta notoriedad.

"Los progresos de todos valen más que las proezas de unos pocos". Este es un refrán que entienden muy bien los productores de Champagne, que siempre se han esforzado por implicar al 100% del sector en su enfoque de mejora continua.

Un enfoque voluntario de los actores del sector

Este compromiso sigue siendo la elección de cada uno. El sector acompaña a los actores del viñedo en su enfoque, pero en ningún caso dicta la conducta que se debe adoptar ni los compromisos que se deben adquirir. El objetivo es que cada uno se comprometa con un enfoque (Viticulture Durable en Champagne (Viticultura Sostenible en Champagne), Haute Valeur Environnementale (Alto Valor Ambiental), Agriculture biologique (Agricultura Biológica), etc.) acorde con sus limitaciones. De nuevo, la idea es poder involucrar a todas las partes interesadas porque esto es lo que crea el impacto.

Imagen
Certifications

La evolución de las certificaciones ambientales en Champagne es muy dinámica. Cada año desde 2018 (anuncio de la ambición), el número de superficies y explotaciones certificadas ha alcanzado los objetivos fijados. Progresivamente, cada vez son más los actores del sector que participan en este enfoque.

Un enfoque que implica a todos, tanto a los viticultores como a las Maisons.

Las Maisons y bodegas cooperativas también se implican en estos enfoques. Acompañan a sus viticultores miembros en su recorrido. Esto requiere un apoyo, pero también la valorización de la uva comprada: al estar dispuestos a pagar más por una uva certificada, apoyan directamente la transición hacia una viticultura más sostenible.

En concreto, este compromiso común se materializa mediante varias acciones:

  • Implantación de Vignes Lab';
  • Despliegue de varias herramientas de acompañamiento de las explotaciones: portal Enviro, guía práctica, estructuras concertadas para acompañar en los procedimientos, ayuda a la comunicación en torno a estos procedimientos, etc.

Objetivo 100% certificado para 2030

El viñedo aspira obtener, para 2030, una certificación ambiental en el 100% de sus explotaciones. Para ello, se realizan auditorías desde 2014 por un organismo independiente.

Hasta la fecha, los resultados son alentadores: más del 60% de las superficies ya están certificadas. Además, el 25% de la producción está certificada ISO 14001, un procedimiento destinado a integrar el medio ambiente en la gestión de las empresas.

Certificaciones ambientales en Champagne en 2022 (superficies)

Imagen
Répartition des certifications environnementales par surface

 

Una certificación adaptada al sector: la certificación Viticulture Durable en Champagne (Viticultura Sostenible en Champagne)

La región de Champagne, con la intención de aspirar a la excelencia, ha desarrollado su propio referencial en materia de viticultura sostenible, reconocido por el Ministerio francés de Agricultura. Al igual que en el caso de las certificaciones ambientales nacionales, la auditoría de la explotación y la atribución de la certificación corren a cargo de una entidad certificadora independiente autorizada.

Un referencial exigente, articulado en torno a 99 criterios, algunos tomados del referencial HVE pero otros van más allá: 59 criterios son específicos de las ambiciones de Champagne.

Estrategia fitosanitaria

Gestión de la fertilización

Preservación de la biodiversidad

Preservación de los territorios y valorización de los paisajes

Gestión responsable de los residuos y subproductos

Reducción de la huella de carbono

Estos criterios se agrupan en seis temas principales:

  • La estrategia fitosanitaria;
  • La gestión de la fertilización;
  • La preservación de la biodiversidad;
  • La preservación de los territorios y valorización de los paisajes;
  • La gestión responsable de los residuos y subproductos
  • La reducción de la huella de carbono.

La adquisición de la certificación se realiza en tres etapas: en primer lugar, el cumplimiento de la normativa, un requisito previo para cualquier proceso de certificación. Después, la evolución de sus prácticas, para aspirar a la certificación Haute Valeur Environnementale (Alto Valor Ambiental) (HVE). Por último, la implantación de acciones para cumplir con los requisitos específicos de la región de Champagne, además de la certificación HVE.

Para ir más lejos

Descubra otros compromisos

Moûts
Medio ambiente
Economía circular
Descubrir Descubrir
1
3