Bouchons de Champagne

La denominación Champagne

El Champagne, una denominación de origen controlada (AOC)

aoc-champagne

29 de junio de 1936: un día señalado para la denominación Champagne

Si bien la Denominación de Origen Controlada Champagne está reconocida desde 1936, la defensa de la denominación Champagne por los productores se remonta mucho más atrás. Un poco de historia 

A mediados del siglo XIX, los productores de Champagne se asociaron para defender el Champagne contra los usos engañosos de productores de vinos espumosos que pretendían valorizar sus vinos presentándolos bajo la denominación Champagne. El concepto de AOC aún no existía en aquella época. 

El Comité interprofessionel du vin de Champagne (Comité Interprofesional del vino de Champagne) se creó en 1941. Uno de sus cometidos fundacionales era la protección de la denominación Champagne en todo el mundo. En aquella época, luchaba principalmente contra los vinos espumosos que utilizaban la denominación Champagne sin tener derecho a hacerlo, principalmente porque no procedían de la zona geográfica definida. Pero el Comité Champagne también se cerciora de que los productores de Champagne respetan el procedimiento de elaboración de la denominación Champagne. Estas dos acciones garantizan al consumidor que está bebiendo Champagne y que este último cumple con los requisitos de excelencia que puede tener legítimamente.  

Imagen
La denominación Champagne

El nombre “Champagne” es prestigioso, y a muchos les gustaría beneficiarse de su notoriedad y su imagen. Desde mediados de los años 80, el Comité Champagne amplió su campo de protección. A partir de entonces, quedó prohibida cualquier utilización del nombre “Champagne”, que explote la reputación del Champagne, incluso fuera del sector del vino.

Actualmente, gracias a la acción diaria del Comité Champagne, la denominación Champagne está reconocida y protegida en más de 121 países

Paysage de vignes

¿Qué es una denominación de origen?

La denominación de origen protege la denominación de algunos productos agrícolas, garantizando el respeto de una zona geográfica delimitada y de un pliego de condiciones estricto que remite a un saber hacer tradicional. Por lo tanto, la noción de “terruño” es fundamental.

En 1935 nació la Denominación de Origen Controlada (AOC). Establece las normas de elaboración de un producto para el territorio francés, primero en el mercado del vino y los aguardientes, antes de extenderse a todos los productos agrícolas. 

En 1992 apareció la Denominación de Origen Protegida (AOP), que incluye las mismas garantías que la AOC, pero a nivel europeo. Al igual que para la AOC, las normas de elaboración de una AOP, recogidas en un pliego de condiciones, son objeto de procedimientos de control, implementados por un organismo independiente homologado por el Institut National de l'Origine et de la Qualité (Instituto Nacional del Origen y la Calidad) (INAO). 

El sistema de denominaciones contribuye a la protección y la notoriedad de nuestro patrimonio gastronómico. Permite preservar el carácter único e inimitable de un producto. Aporta una fuerte legibilidad para el consumidor que sabe lo que está comprando y degustando y puede distinguir un producto con un valor reconocido de las copias o los intentos de imitaciones sin garantía de calidad. 

El INAO describe así las ventajas de la AOC

“Una AOC resulta de la fusión entre el medio natural y el talento humano. De esta fusión nacerá un producto AOC, con un carácter único, irreemplazable, un producto que nunca se posicionará en el mercado en competencia, sino en complementariedad, debido a su diferencia. Por lo tanto, un producto AOC tiene una fuerte identidad y una tipicidad que le confieren un valor añadido”.

Pero, en realidad, ¿qué estamos defendiendo?

Los viticultores y las Maisons de Champagne trabajan diariamente, a través de la acción del Comité Champagne, para defender su denominación, su vino y su saber hacer. Defienden un patrimonio transmitido de generación en generación durante siglos. 

“El Champagne es un producto mítico que forma parte del patrimonio francés. Debemos protegerlo para que nuestros hijos e hijas puedan a su vez hacer perdurar este vino único”

Varios elementos hacen que la denominación Champagne sea única 

  • El primero es su terruño. Las características del terruño de Champagne no pueden reproducirse en ningún otro lugar que no sea Champagne: un viñedo situado en laderas, con suelos bien drenados, terrenos expuestos al sol y variedades de uva seleccionadas por su resistencia al clima.
  • El segundo está ligado al saber hacer de los productores de Champagne con el ensamblaje, que permite obtener vinos equilibrados, constantes en sabor y calidad. El prensado en blanco de uvas negras. Y, por último, el control de la efervescencia.
  • El tercero hace referencia alimaginario en torno al Champagne: un nombre conocido mundialmente, inmediatamente sinónimo de fiesta, celebración, refinamiento, etc.

Para proteger este patrimonio común, este terruño, este saber hacer y este nombre mítico, es necesario defender la Denominación Champagne.

¿De dónde procede la notoriedad mundial del Champagne? 

La historia del Champagne está ligada a la historia de Francia. El Reino de Francia nació en Reims con el bautismo de Clodoveo: así pues, el vino de Champagne iba a estar estrechamente asociado al rey, la nobleza y los grandes acontecimientos.
A finales del siglo XVII se volvió efervescente y tuvo un éxito inmediato entre los miembros de la familia real, pero también entre la nobleza y la gente adinerada. A través de numerosos viajes, emprendidos por las Maisons de Champagne, el Champagne se hizo mundialmente conocido por la élite aristocrática: es un símbolo de la cultura, de las ideas liberales y del arte de vivir a la francesa. 

La historia del Champagne

Raisins dans vignes

¡Defender la denominación Champagne es una de las funciones del Comité Champagne!

Desde su creación, el Comité Champagne se encarga de la protección de la denominación a varios niveles: vigilancia de los mercados y en Internet, acciones judiciales y numerosas intervenciones amistosas en caso de uso indebido del nombre “Champagne”. Se sitúa en una postura de prevención, apoyo y debate para defender la denominación.

El Comité Champagne

Un trabajo de protección más allá de las fronteras

Hoy en día, el reto es alcanzar una protección entre todos los Estados miembros de la Organización Mundial del Comercio. Muchos países han formalizado acuerdos de protección, particularmente a instancias de Francia y de la Unión Europea.

Cuanto más se defienda la denominación Champagne en todo el mundo, más se protegerán universalmente los vinos de Champagne... ¡Y se reconocerán como verdaderamente únicos, que lo son! 

¡Ayúdenos a defender la denominación Champagne y a proteger nuestro patrimonio gastronómico! Si encuentra el nombre “Champagne” en un producto que no sea una botella de Champagne, comuníquenoslo a través del siguiente formulario.

Contáctenos: protection@champagne.fr