X

Bienvenido al sitio oficial del vino de Champagne

Al visitar este sitio, yo certifico que tengo la edad legal para consumir alcohol en mi país de residencia

MENU CLOSE

showsearch
El vino de Champagne es exclusivo de la región de Champagne
  • facebook
  • twitter
  • instagram
  • youtube
  • wechat
  • rss

Desarrollo Sostenible

La gestión del agua y de los efluentes vinícolas es una de las preocupaciones más antiguas de la profesión puesto que las primeras iniciativas en este ámbito se remontan a mediados de los años 1980.

Gestión del agua

Los consumos medios anuales del sector corresponden en orden de magnitud a las de los usos domésticos de una ciudad de cerca de 20.000 habitantes. Las exacciones de agua por las actividades vitícolas son ocho veces inferiores a la media de la agricultura francesa que es penalizada por la irrigación, prohibida en viticultura en nuestra región.

Los consumos vinculados a las distintas etapas de elaboración de los vinos son de aproximadamente 2 L por botella expedida (4,1 L para el conjunto de las actividades vitivinícolas). Este nivel es ligeramente superior a las cifras encontradas habitualmente en el mundo del vino, cerca del necesario para la elaboración de bebidas sin alcohol y claramente inferior al observado en cervecería.

Los establecimientos vinícolas toman numerosas medidas para reducir su consumo de agua: diseño inicial de los locales (selección de los revestimientos), optimización de los procedimientos de limpieza, reciclaje y/o recuperación de las aguas y, por supuesto, contención de los derroches.

Las perspectivas consisten en continuar en el camino de las economías de agua manteniendo al mismo tiempo un nivel de higiene muy alto en los centros de prensado, las bodegas y los distintos talleres.

Gestión de los efluentes

La higiene en bodega reclama numerosas limpiezas que generan efluentes encargados de materia orgánica. Los flujos anuales corresponden potencialmente a los de una ciudad de 200.000 habitantes.

Las inversiones relativas a los sistemas de purificación se han desarrollado a partir de mediados de los años 1990 y se aceleraron en los años 2000. Desde hace 10 años, su importe acumulado supera ampliamente los 40 millones de euros.
Aujourd’hui, 100% des effluents et sous-produits liquides provenant des activités sont traités ou valorisés.

En la actualidad, el 100% de los efluentes y subproductos líquidos procedentes de las actividades son tratados o valorizados.

Los subproductos y los desechos

Al igual que toda actividad, la producción de las uvas y vinos de Champagne genera residuos y subproductos que hoy en día se valorizan en su gran mayoría.

El sector genera en primer lugar subproductos  : en promedio 120.000 T/año de residuos de madera procedentes del arranque y la poda de las vides y 120.000 T/año de orujos de uvas procedentes de los 2.000 centros de prensado.

  • 80% de los residuos de madera se trituran en las parcelas de vid y contribuyen así a mantener la tasa de humus de los suelos después de haber sufrido un lento proceso de degradación biológica.
  • en la actualidad se quema un 20% y se estudia su valorización energética actualmente en el marco del plano del clima (ver más adelante).
  • Los orujos de uva se suministran a destilerías autorizadas. Sufren distintos procedimientos de separación y de extracción que permiten obtener numerosos compuestos valorizables en ámbitos de actividad muy diversos:
    • etanol para usos industriales o la carburación de los motores,
    • aceite de pipas de uvas, polifenoles, antioxidantes, colorantes naturales, ácido tartárico potencialmente utilizables en los ámbitos del sector agroalimentario, la cosmética o la salud humana,
    • coproductos para la elaboración de materias fertilizantes orgánicas,,
    • soportes carbonados para la alimentación del ganado.

Las actividades vinculadas al Champagne también generan aproximadamente 10.000 T/año de residuos llamados industriales (metales, madera, vidrio, materiales de embalaje como plásticos, papeles o cartones, etc.). Se han explorado todos los sectores regionales de valorización y la interprofesión elaboró y difundió una guía práctica de gestión de los residuos ante los productores.

Más del 90% de estos residuos industriales son objeto de una clasificación selectiva y de una valorización. Se busca el objetivo del 100% a mediano plazo.El consumo del Champagne produce finalmente residuos en el consumidor final.

Más de 300.000 T/año compuestos esencialmente de vidrio (90%), cartón, papel, aluminio, acero, corcho y plásticos. Dos tipos de medidas son aplicados por el sector para mejorar la gestión de estos residuos:

  • la reducción en el origen mediante un mejor ecodiseño de los embalajes. La disminución del peso de la botella entra en esta estrategia (ver también plano del clima),
  • la cotización financiera de los operadores de Champagne ante estructuras, como Adelphe o Ecoemballages en Francia, cuyas misiones son aportar su apoyo a los entes locales para la recogida y la valorización de los embalajes domésticos.

De este modo, de la cuna a la tumba, todos los residuos y subproductos procedentes de las actividades de producción y de comercialización son objeto de una gran atención y de medidas concretas de valorización por parte de los operadores de Champagne.

  • porttorrent.com