X

Bienvenido al sitio oficial del vino de Champagne

Al visitar este sitio, yo certifico que tengo la edad legal para consumir alcohol en mi país de residencia

MENU CLOSE

showsearch
El vino de Champagne es exclusivo de la región de Champagne
  • facebook
  • twitter
  • instagram
  • youtube
  • wechat
  • rss

De la vid al vino

<

Las cepas y la vid

>

Selección masal y clonal

Uno de los fundamentos de la calidad de los vinos de Champagne es la mejora de sus cepas. A principios de siglo, aún se plantaba el viñedo con una gran cantidad de cepas diferentes.

La búsqueda de una optimización de la calidad

Desde principios del siglo XX, las investigaciones sobre las plantas más cualitativas seleccionaron tres cepas - Pinot noir, Chardonnay y Mueunier -, dignas de entrar en la composición de los vinos de Champagne, por sus calidades óptimas:

  • equilibrio particular azúcar/acidez que se armonizan con la efervescencia,
  • riqueza y sutileza del sabor,
  • buena capacidad de toma de espuma.

La selección masal

De manera general, cada viticultor intenta seleccionar plantas “ideales”. Una planta ideal es ante todo una planta que dará toda la satisfacción a nivel sanitario produciendo uvas bonitas y sanas.

Es una planta que aportará, en lo sucesivo, un gran placer gustativo. El término consagrado para esta operación es la selección masal. Consiste en identificar los pies que dan los mejores frutos, en tomarlos y en replantarlos.

La selección clonal

El método se ha mejorado aún más con el fin de obtener una mayor protección sanitaria: se trata de la selección clonal.

En 1960, los productores de Champagne crearon un Observatorio de plantas de viña, sobre un terreno virgen de anterioridad vitícola y en consecuencia de virus. Se elaboró una colección de cepas sanas y cualitativas a partir del análisis científico y permanente de la evolución de millares de referencias tomadas en el viñedo y plantadas a principios de la investigación.

El origen de este planteamiento cualitativo

Desde la crisis filoxérica (finales del siglo XIX/principios del siglo XX), los porta-injertos provienen del cruce entre cepas francesas y americanas. Se seleccionan para la mejor adecuación posible con el terreno y la cepa.

  • La 41B, que se adapta en particular a todas las situaciones sobre suelos calcáreos, sigue siendo la más utilizada en Champagne (81% de las superficies plantadas).
  • La SO4 se adapta aún más a los suelos medianamente calcáreos
  • La 3309C es preferible en suelos poco calcáreos.

Después de varias décadas de trabajos de selección, se han autorizado aproximadamente 50 clones de las tres cepas de Champagne. Son premultiplicadas por el Comité Champagne, que también se encarga de la distribución de los injertos certificados.

El viñedo de Champagne es uno de los únicos en haberse dotado de un organismo de investigación fundamental y aplicada, que fue fundado originalmente por la AVC (Association Viticole Champenoise - Asociación Vitícola de Champagne).

  • porttorrent.com