X

Bienvenido al sitio oficial del vino de Champagne

Al visitar este sitio, yo certifico que tengo la edad legal para consumir alcohol en mi país de residencia

MENU CLOSE

showsearch
El vino de Champagne es exclusivo de la región de Champagne
  • facebook
  • twitter
  • instagram
  • youtube
  • wechat
  • rss

Degustar y apreciar

<

Champagne y gastronomía

Otoño

Platos de otoño y Champagne blanc de noirs

Compuestos al 100% de las cepas de uvas negras - pinot noir y/o meunier - los vinos de Champagne blancs de noirs tienen una textura amplia, rica y estructurada y revelan aromas potentes y contrastados de frutas, especias, trigos maduros, miel y moka, madera, cuero, ahumado o incluso de torrefactado.

Las ocasiones... 

Son los compañeros perfectos de una comida de caza o de un domingo en la campiña en torno a platos de carácter: charcuterías, caza y aves, setas, etc.
A los blancs de noirs potentes y carnosos, les gustan los sabores francos, las carnes sabrosas y las texturas suaves.

Las entradas

Grandes cómplices de las charcuterías, combinan tanto con la densidad de un jamón del país como con la untuosidad de rillettes o la suavidad de un fricasé de setas del bosque.

Terrinas, queso de cabeza, andouille, rillettes, rillons, mollejas confitadas, cuello de ganso relleno, jamón del país, setas en fricasé, en aumônière (saquito) o en empanada se armonizan con estos vinos de Champagne elegidos más bien jóvenes, pudiendo tener cierta redondez.

Los platos

Combinaciones sabrosísimas para componer con los animales de caza de pelo o de plumas y las aves, acompañadas de setas salvajes, coles, lentejas, judías secas, patatas, castañas, etc.

Se combinan de maravilla con las preparaciones largamente guisadas, confitadas, los asados, las cocciones en el espetón o en olla y no temen ni las salsas a base de nata ni aquellas a base de vino (a condición de que sean ligeras).

El animal de caza en terrina, en estofado, en encebollado, en espetón, o asado al horno se degusta con vinos blancs de noirs maduros, potentes, estructurados y delicados.

El ave de caza preparada al horno, en olla, en guiso de caza menor, en empanada… se acompaña de blancs de noirs de plenitud, con añada.

Las aves simplemente asadas o en fricasé se combinan con blancs de noirs jóvenes. Más maduros, convienen perfectamente a las aves confitadas, en salsa o ricamente rellenadas. Las preparaciones a base de trufas o de morillas serán sublimadas por blancs de noirs con añada.

Los postres

Los pasteles secos o esponjosos a base de frutos secos y especias como las magdalenas, macarrones, pan de especias, bizcochos, tartas de nueces o de castañas; los postres cremosos: pithiviers, Saint Honoré…

Los prohibidos : Ajo, vinagreta, pepinillos, las preparaciones demasiado líquidas

Champagne y sabores de oriente

Las mejores combinaciones entre platos de Oriente y Champagne rosé…

Una combinación inesperada pero muy seductora

De la ternura a la pasión, de la sutileza a la generosidad, los rosés se interpretan y se degustan de forma diferente según las estaciones, las circunstancias, los platos… Les gusta el ambiente convivial en torno a un solo plato, la abundancia de pequeños platos en un buffet de verano (kemia, mezzes…) la intimidad de una cena entre dos o la sofisticación de un menú de fiesta.

Con las cocinas exóticas y perfumadas, su brillo y alegría componen nuevas combinaciones cálidas y refinadas: sabores dulces-salados, aromas suaves, delicados, esponjosos de especias coloreadas y de hierbas misteriosas. Antaño productos de lujo, las especias ahora forman parte de nuestra vida cotidiana. Algunas de ellas: pimienta, canela, vainilla, nuez moscada… llegadas desde hace varios siglos de regiones lejanas, figuran en las preparaciones más clásicas de la gastronomía francesa.

Otros experimentan un interés más reciente en correlación con el descubrimiento y el desarrollo del gusto por otros tipos de cocinas y sus platos tradicionales de aromas y sabores que piden vinos de bouquet consolidado y de color centellante como los vinos rosados. Currys, colombos, tajines, satés… y otras preparaciones típicas de Oriente o Extremo Oriente se asocian maravillosamente a los rosados a condición de que respeten algunas dosificaciones y evitar las combinaciones demasiado “explosivas” para el paladar. Las mejores combinaciones se logran en torno a especias calientes sin llegar a ser nunca extremas, en un tempo siempre sutil y equilibrado.

Combinaciones estrella

Las especias de sabores suaves y/o dulces que van a suavizar o a perfumar las preparaciones con aromas delicados: vainilla, canela, pero también jenjibre (polvo), nuez moscada, cardamomo, azafrán, comino, cilantro (semillas o polvo), curcuma, anís estrellado… Las pastas a base de granos: almendras, sésamos, cacahuetes, coco.

Combinaciones típicas

Las mezclas de hierbas y especias que deben preferirse siempre en su versión suave: polvo de curry de Madrás, polvo en Colombo, garam-massala, raso el hanout, cuatro especias, cinco especias… Los chutneys de frutas o de verduras. Las salsas de soja y nuoc-mâm.

Combinaciones a controlar

Las especias calientes, extremas o picantes: pimiento a utilizar en dosis infinitesimal: alcaravea, pimentón, pimiento rojo, pimiento verde. Las pimientas: elegir las bayas rosadas más aromáticas que picantes. El ajo, las hojas y raíces frescas: curry, citronela, té, menta, cilantro, curcuma, jenjibre, galanga…

Combinaciones prohibidas

Las especias y hierbas de sabores demasiado marcados: pimiento, eneldo, hinojo, apio. Los condimentos muy cargados: pastas de Tandoori, curry vindaloo, kashmiri massala. Los aceites a base de pimiento: el harissa, el chile (India), etc.

Los mejores amigos de los rosé “delicados y suaves”

Estos vinos de Champagne llaman naturalmente a los sabores redondos, suaves, untuosos... como las salsas agridulces, las salsas azafranadas, los platos dulces-salados, las cocciones confitadas, las preparaciones a base de miel o canela, de especias suaves: pimienta rosada, nuez moscada…, los tajines de frutos secos como los albaricoques, las ciruelas pasas…, las carnes blancas laqueadas o acomodadas con frutas suaves: piña, higos, coco…, las verduras de verano (tomates, berenjenas…) en caviar o confitados, los pescados y los crustáceos en curry, en brioche o en relleno, los granos como las almendras, los pistachos, el sésamo.

Los rosés “delicados y suaves” combinan bien con la cocina cálida y típica: Oriente Medio, Norte de África, India, China.

Los mejores amigos de los rosés “frescos y ligeros”

Los vinos se revelan con los aromas más bien floridos, afrutados, vivos… Sus mejores compañeros de sabor son los pescados de mar por su sabor yodado, cocinados al vapor o ligeramente fritos realzados por especias más frescas: anís estrellado, jenjibre, cardamomo… y acompañados de frutas confitadas como el limón o verduras crujientes: zanahorias, calabacines, rábano, brotes de soja… Los rosés “frescos y ligeros” se adaptan perfectamente a los sabores de Extremo Oriente: Vietmam, Tailandia e incluso Japón con platos como los sushis, sashimis y tempuras.

Los mejores amigos de los vinos de Champagne rosés “potentes y carnosos”

Para estos vinos, se reservarán los sabores más fuertes y vigorosos: carnes sabrosas y “rojas” como el pato, la paloma, el buey, el cordero sazonadas con especias calientes: alcaravea, azafrán… o más “picantes”: pimienta negra, gris o blanca y acompañadas de verduras secas como los garbanzos, habas o lentejas. Preparaciones en ragú, marinadas, saté, tajine sazonadas con sabores más marcados como los del cilantro o el perifollo. Los rosés “potentes y carnosos” prefieren la cocina de Oriente Medio y el Norte de África.

Los mejores amigos de los vinos de Champagne rosés “complejos y maduros”

Estos vinos consumados y refinados se degustan casi por sí mismos. Para dejar expresar todas sus particularidades, deberán elegirse platos muy delicados y poco trabajados, esencias sutiles como el azahar, el agua de rosa, las carnes raras como el fugu, o especias al gusto casi indefinibles como el jenjibre, los crustáceos ligeramente marinados, en pinchos, en bricks ligeras o apenas salteados en sal y pimienta, carnes más bien blancas, ligeramente salteadas en finas láminas y salpicadas de polvo de especias suaves. Los vinos “complejos y maduros” llaman a los sabores más preciosos de todas las cocinas orientales.

EL ARTE DEL SERVICIO

Elegir sus copas

EL ARTE DEL SERVICIO

Abrir una botella

  • porttorrent.com