X

Bienvenido al sitio oficial del vino de Champagne

Al visitar este sitio, yo certifico que tengo la edad legal para consumir alcohol en mi país de residencia

MENU CLOSE

showsearch
El vino de Champagne es exclusivo de la región de Champagne
  • facebook
  • twitter
  • instagram
  • youtube
  • wechat
  • rss

Degustar y apreciar

<

Champagne y gastronomía

Invierno

Mariscos y crustáceos Una armonía perfecta con el Champagne

Los mariscos y los crustáceos tienen sus especificidades: sabores vigorosos, a veces minerales, yodados que recuerdan las algas, o sabores más bien delicados, suaves, finos y sensuales. Sus texturas son lisas y sedosas, firmes y resistentes, o esponjosas. Las combinaciones con los vinos de Champagne juegan con la diversidad de unas y otras.

Pequeña guía...

Aunque la materia es importante, el modo de cocción y la disposición elegidos son esenciales en las combinaciones de platos y Champagne.

Los cangrejos

Muy sabrosos, pero poco comunes. Carne delicada, fina, sedosa.
Champagne fresco y redondo, acompaña su suave sabor exaltado por una cocción natural.

La langosta

Su carne fina y firme no es más que ternura y suavidad. Se prepara asada o al vapor. Langosta y Champagne están a tono en el registro agridulce, con una punta de vainilla, un toque de cidronela o especias suaves.
Champagne sabroso y suave, rosé con o sin añada.

Los langostinos

Sabor amplio y noble, delicadamente marino. Se preparan crudos en carpaccio, asados o al vapor acompañados de una salsa intensa y refinada a base de hinojo.
Champagne ligeramente vigoroso consolidado, de aromas amaderados sutiles y persistentes.

Las vieiras y las zamburiñas

Mariscos con aromas de avellana, casi dulces, realzados por una punta de yodo, expresan una sensualidad delicada. Se preparan crudos o cocidos, al natural con un chorrito de aceite de oliva, algunas cortezas de jenjibre o también acompañados de una salsa ligera cremosa con azafrán.
Champagne brut con añada, largamente madurado en bodega, potente y estructurado. La cita con la fineza y la nobleza.

El "bouquet breton"

Grandes camarones muy sabrosos, cocinados en caldillo o al vapor.
Champagne fresco y tónico, firme y franco como un brut sin añada, joven con dominante de chardonnay...

El bogavante

Sabor ricamente yodado, de algas y sal. Su carne es firme y de un sabor delicado. Excelente asado asociado a un chorrito de aceite de oliva a las hierbas o una mantequilla fundida…
Champagne estructurado que combina la frescura y la materia, de sabores afrutados intensos.

El erizo de mar

Su coral anaranjado de textura blanda revela sabores untuosos, suaves, finos y yodados. Se aprecia crudo y al natural.
Champagne vigoroso y fresco para combinarse a la naturaleza eminentemente marina de este crustáceo. Un Champagne con añada bastante reciente, dominado por las cepas negras, de carácter firme, mineral y afrutado. Una combinación sorprendente.

Las ostras

Su diversidad es tan rica como la de los vinos de Champagne. Elegirlos carnosas. Consumirlos al natural, sin limón ni vinagre con chalotes.
Champagne vivo, , fresco y ligero, un blanc de blancs.

¿Y el ineludible combinado de mariscos?

Consta generalmente de mariscos, crustáceos y ostras.
Champagne más fresco, el más vivo será el mejor compañero.

Las salsas que van con el Champagne

Aunque la moda es lo natural y lo ligero, algunas preparaciones recurren a salsas más elaboradas que revelan el plato y exaltan sus sabores. Por lo tanto son determinantes en la elección del Champagne.

  • Las salsas a la mantequilla o cremosas
    Pueden sazonarse con hierbas frescas, alcaparras, o un chorrito de limón.
    Champagne más bien potente y carnoso.

  • Las salsas a base de aceites  
    Aceite de oliva natural o aromatizado de hierbas maceradas (albahaca, estragón, cebolleta, tomillo, eneldo…)
    Champagne fresco, afrutado y alerta.

  • Las mayonesas
    Simples (a base de aceite de cacahuete, aceite de oliva) o muy ligeramente sazonadas con hierbas o especias (curry, azafrán). Prohibido: el ajo.
    Champagne fresco, afrutado y alerta.

Temporada suave y Champagne

¡Cómo podríamos olvidarnos de celebrar San Valentín! Divino día de los enamorados, comenzando por los pájaros, pequeños y grandes, cuya temporada de amores comienza… ¡el 14 de febrero! Reencuentros íntimos, probemos en una cena entre dos la sublime armonía del Champagne y de algunos platos elegidos.

Un menú en 2 tiempos

El aperitivo y la entrada se acompañarán con un Champagne más bien vivo, el plato principal y el postre se armonizarán con un Champagne más redondo que potente e indudablemente suave y sabroso.

Primer movimiento

  • Aperitivo y apertura
    El aperitivo dará la primera anota, más fresca que las siguientes. Un universo donde dominan notas florales suaves tales como la lila, el muguete o la acacia… que encontraremos en un Champagne de tipo blanc de blancs con añada, que combina la frescura de su composición y lo “carnoso” de su largo permanencia sobre lías: Sushis, dados de rape al azafrán, pincho de langostinos al curry y piña.

  • Entrada y allegro
    Gratinado de ostras u hojaldre de vieiras toman el relevo para llevarle más lejos en el camino del descubrimiento de las sensaciones.
    Combinación perfecta del sabor yodado, salado, mineral y de la textura fundente, cremosa: la tonalidad de los sabores está más apoyada.
    El Champagne, con algunos grados de más, ha ganado expresión: la frescura deja lugar a una cómoda amplitud y una sedosidad inigualable, ideales para hacer eco a la materia rica y noble de los platos. Nuevos aromas nacen de esta combinación: el carácter de miel evoluciona hacia una suave sensación de frutos secos (avellana, almendras).

Segundo movimiento y plato de resistencia

El plato de resistencia estará compuesto de notas deliciosas y sensuales. Para ellas, elegir vinos de Champagne más carnosos que potentes, de paladar flexible y de una infinita longitud, con aromas honestos, robustos y afrutados que se amplifican con notas de miel en final de boca: los vinos de Champagne de tipo blancs de noirs más bien maduros.

Los platos serán aves o carnes blancas asadas, laqueadas, guisadas o dulces-saladas: Pato laqueado con peras asadas, cerdo de leche asado bajo la piel, capón relleno de higos y trufas frescas… el modo de cocción así como la disposición reposan en un principio de concentración de néctar, de jugo.

Final y Postre

El postre se elegirá por su fundente sublime y su crujiente sutil. Fresas prisioneras de un coulis de chocolate… montadas con un rizo de caramelo. El Champagne aportará su amplitud y su generosidad. De este modo, el contraste de los colores, de las materias, tanto de los sabores como de las texturas, dará una dimensión explosiva al momento.

EL ARTE DEL SERVICIO

Elegir sus copas

EL ARTE DEL SERVICIO

Abrir una botella

  • porttorrent.com